MENOS PROTEÍNA CRUDA, MÁS RENTABILIDAD

DIETAS CON PROTEÍNA IDEAL

Una mezcla de alimento alto en proteína puede garantizar suficientes aminoácidos para el crecimiento del animal de granja, pero a un alto costo. El innovador concepto de proteína ideal utiliza cálculos precisos de aminoácidos y cubre las necesidades con aditivos de alimento balanceado rentables.

El concepto de proteína ideal es uno de los avances más importantes en la nutrición animal. Se basa en el hecho que los animales necesitan un perfil equilibrado o ideal de aminoácidos para maximizar el rendimiento de crecimiento y la retención de nitrógeno. Todos los aminoácidos absorbidos en exceso en comparación con el primer aminoácido limitante son catabolizados, aumentando la excreción de nitrógeno. El concepto toma a la lisina, la cual se utiliza casi exclusivamente para la acreción de proteína corporal, como un punto de partida. La cantidad de lisina requerida, ajustada al potencial genético de diferentes animales y condiciones de producción, es utilizada como referencia para definir la necesidad de otros aminoácidos esenciales. Esta relación ideal es la clave para calcular la cantidad correcta de aminoácidos y reducir la proteína cruda. El resultado: un rendimiento de crecimiento optimizado y utilización de nitrógeno maximizada.

Aminoácidos vs. proteína cruda

La proteína cruda es uno de los componentes más costosos del alimento para el animal de granja. La reciente evolución de los precios ha subrayado aún más el hecho que formular dietas para cubrir las recomendaciones de aminoácidos utilizando niveles altos de fuentes de proteína cruda es simplemente ineficiente. Además de los altos costos, las desventajas incluyen el estrés metabólico que se ejerce sobre los animales que catabolizan y excretan el exceso de aminoácidos.

Basado en hallazgos científicos y décadas de experiencia práctica, Evonik ha establecido recomendaciones de aminoácidos para diferentes tipos de animales de granja. La reducción resultante en los requerimientos de proteína cruda y el uso específico de aminoácidos – el concepto de proteína ideal – maximizan el rendimiento de crecimiento y rentabilidad, a la vez que reducen el impacto ambiental.

DOS OPCIONES PARA EQUILIBRAR LA DEFICIENCIA DE LISINA

Los nutriólogos de animales han sabido desde hace mucho tiempo que los animales no necesitan proteína cruda en sí, sino los aminoácidos esenciales que contiene. Sin embargo, las dietas altas en proteína eran la única manera de proporcionar márgenes de seguridad, garantizando un contenido por encima de los aminoácidos requeridos. En la actualidad, los cálculos precisos de aminoácidos permiten reducir los márgenes de seguridad y ajustar la composición del alimento balanceado. Este enfoque, el concepto de proteína ideal, ahorra dinero, mejora la salud del animal y reduce las emisiones de nitrógeno.